CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS

20 de Mayo de 2019

Caja suelta


Durante la primavera, es frecuente la incidencia de plagas de pulgón en las jacarandas, adelfas e hibiscos, así como de psila en los cercis existentes en diversos jardines y alineaciones de Vinaròs. Estas plagas, además de debilitar a los árboles y arbustos que las padecen, causan molestias a los viandantes debido a la segregación de melaza que llega a ensuciar los pavimentos haciéndolos pegajosos.


Tradicionalmente, el tratamiento de pulgón y psila se ha realizado mediante la ducha foliar con insecticidas autorizados para parques y jardines, normalmente piretrinas, o bien mediante tratamientos preventivos a base de aceites minerales, relativamente inocuos para la población si los tratamientos se realizan siguiendo las normas de seguridad establecidas, aunque perjudiciales para el medio ambiente debido a la dispersión de sustancias tóxicas y la afección a otras especies de insectos distintas de las causantes de las plagas.


Estos tratamientos están siendo sustituidos gradualmente mediante la aplicación de otros medios de defensa fitosanitaria (OMDF) que presentan evidentes ventajas para la salud y el medio ambiente al evitar la dispersión de sustancias tóxicas, ser más específicos para la plaga tratada y no inducir la aparición de resistencias.


En la primera suelta realizada esta temporada, se ha utilizado la especie predadora Chrysoperla carnea (crisopa), muy efectiva en el control de los áfidos (pulgones) aunque también en el de otros insectos de pequeño tamaño como los psila de los cercis (Cacopsylla pulchella). Los especímenes de crisopa se han distribuido en cajas de suelta o directamente sobre el follaje en las zonas de Fora Forat, plaza Primero de Mayo, Colonia Europa, Parque Camaraes, Avenida Castellón, calle San Cristóbal, plaza Jovellar y plaza Hort dels Escribano, estando previstas sueltas sucesivas en estas u otras zonas en función de la evolución de las plagas a controlar.

Contenido caja suelta
Colocación caja suelta

Como se ha comentado, el control de plagas utilizando OMDF presenta ventajas desde el punto de vista sanitario y medioambiental; no obstante, se trata de un método sensiblemente más caro, tanto por el coste de los productos a utilizar como por las necesidades de mano de obra; adicionalmente, es un método de aplicación más compleja si se pretende lograr un control efectivo de las plagas. Por este motivo es aconsejable la introducción gradual para comprobar su viabilidad y compararlo con otros métodos de bajo riesgo sanitario y medioambiental, como es el caso de la endoterapia, también utilizado en el mantenimiento de los parques y jardines de Vinaròs.